Opinión: BITCOIN (BTC) OTRA BURBUJA

0
512

El BTC u otras criptomonedas son “bienes” altruistas con múltiples utilidades. Estas  no tienen un valor propio, sino por su cambio en euros u otras monedas, y éste está directamente relacionado con el  valor de los datos de los ordenadores secuestrados (15.300 dólares 4/12/2017). Algunos de los vendedores de Bitcoins en euros son los mismos que encriptan los ordenadores, provocando esta imprevista e indeseable cotización.

Esta burbuja a la que nos enfrentamos en la actualidad es una consecuencia no deseada de la disrupción tecnológica que no podemos detener, ignorar ni debemos ralentizar, pues está indisolublemente unido al progreso, y afecta a los conocimientos básicos que necesitamos para vivir en el siglo XXI. Se trata de fundamentos básicos que los mayores de 45 años,  y que son los que acumulan el poder, deben adquirir y además nos cuesta de comprender. Esta combinación junto con otros factores que expondremos más adelante nos han llevado a la situación actual.

Para introducir el problema también es necesario recordar que internet en sus inicios tuvo exclusivamente una función de entretenimiento (webs y emails), lo que potenció las comunicaciones a distancia, a través de la red, de forma frívola e irresponsable. Desde 2004, con la implantación de la identificación digital y gracias a la tecnología de clave pública y privada, nos podemos identificar[emisor] a distancia de una forma inequívoca y legal, y realizar operaciones seguras en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora sin poder ser suplantado, con lo que se garantiza el “secreto técnico de las comunicaciones”, que es el núcleo fundador de la profesión de Telecomunicación(Telegrafista). Además, la tecnología de la clave pública y privada, permiten desarrollar  nuevas aplicaciones como el blockchain que aporta registros, seguridad, distribución e indestructibilidad, características que harán que acabe formando parte de nuestra vida cotidiana en la red, puesto que no pueden ser atacadas y acabarán asegurando una información digital que no podrá perderse. El problema que tenemos hoy en día en gran medida es precisamente que no hemos completado la adopción de la digitalización en lo concerniente a las garantías en la autentificación del origen del mensaje, con lo que es relativamente fácil ganarse la confianza por las carencias de la sociedad en “cultura digital”, que en gran parte inadaptados analógicos.

  • Actualmente, los usuarios de los servicios de comunicaciones a distancia no tienen garantías del origen de las comunicaciones. En estos momentos hay muchos usuarios afectados, lo que preocupa enormemente a nuestra profesión que temen una explosión de la burbuja del BTC.

Redundando en el problema, si se utiliza esta tecnología de forma ilegal se puede hacer daño. En el caso de la moneda virtual como el Bitcoin (BTC) u otras, es posible crear un supuesto valor económico que no puede rastrearse y anónimo, lo que conduce a una cotización irreal sin un valor reconocido éticamente y basado en el chantaje, se utiliza esta tecnología para conseguir el anonimato del que recibe el pago en cuentas virtuales en BTC.

Cuando alguien, en este caso el más fuerte, es capaz de secuestrar el trabajo de otro criptobloqueando (cryptolocker) su ordenador es decir su trabajo mediante esta tecnología, será el débil quién deberá pagar, para recuperarlos, pagando en función del valor que para él afectado tengan los datos que quiera recuperar. Y, si el más fuerte pide que le pague en Bitcoins, hará lo posible para conseguirlos. De todas formas este rápido, imprevisto e indeseado ascenso en la cotización del BTC hará que los “malos” pidan otras monedas más estables para estabilizar su negocio. Recordemos que los robos de BTCs y su posterior colocación en el mercado traen consigo una acusada bajada en la cotización, esto demuestra que no existe un interés real por estas monedas(bienes) sin garantías, confirmándose la teoría, la realidad es que solo existe un mercado de BTCs u otras monedas(bienes) digitales puramente especulativo.

De este razonamiento se intuye el camino a seguir para para encontrar a los secuestradores de datos, que consiste en investigar a los poseedores de bitcoins, concretamente a algunos vendedores que, si estuvieran identificados digitalmente, podrían ser más fácilmente localizados por las unidades policiacas de delitos telemáticos. Y como solución paliativa para bajar el precio hay que poner a la venta unas pocas monedas de manera que se supere el número de ordenadores secuestrados.

Redundando en la identificación digital recordemos que antes del año 2004 se podían utilizar teléfonos móviles anónimos para acceder a las redes públicas de comunicaciones a distancia. Tras el trágico 11M en Madrid se prohibió tal posibilidad como mecanismo más eficaz para evitar atentados similares. De la misma forma debemos adoptar medidas equivalentes para los nuevos servicios de telecomunicación o comunicaciones a distancia electrónicas que utilicen infraestructuras públicas: obligar siempre a los usuarios a identificarse, con mecanismos eficaces.

  • SOLUCIÓN: obligación de acceder a las infraestructuras públicas de telecomunicaciones o comunicaciones electrónicas a distancia solo adecuadamente identificado, de forma que la policía telemática pueda acceder efectivamente a la identidad del navegante.

¿Cómo entran los virus (cryptolockers) en nuestros ordenadores?

  • El medio principal es el correo electrónico, dado que el protocolo utilizado en los emails (SMTP) no garantiza la identidad del emisor. Así, es relativamente fácil suplantar a amigos y enviar un email en su nombre, aprovechando que el receptor del mail no espera que su amigo (que en realidad no es tal, sino un enemigo), pueda enviarle un cryptolocker.
  • Otra entrada común de infección de nuestros ordenadores es mediante páginas web que contienen enlaces a virus.

¿Quiénes poseen Bitcoins?

  • Los creadores de virus.
  • Los especuladores, que no venden bitcoins esperando que incrementen su valor. Ausencia de un mercado que mueva estas monedas(bienes), solo hay movimientos especulativos.
  • BTC inaccesibles y/o perdidos por diversas causas: perdida de claves de acceso, perdida de ordenadores, virus, etc…

En resumen interesa para solucionar el problema:

– Requerir la identificación de los usuarios que accedan a las redes de datos y potenciar una policía telemática efectiva que pueda acceder a la identidad de los usuarios de las infraestructuras de comunicaciones a distancia (propuesta que este colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación de Catalunya (COETTC) realizó durante la tramitación del proyecto de Ley 9/2014, General de Telecomunicaciones).

– Que los servicios de comunicaciones a distancia estén disponibles solo para mayores de 18 años y que solo puedan ser accesibles legalmente para las personas menores de edad a través de declaraciones responsables de los prestadores de los servicios, (propuesto también por el COETTC en la tramitación de la Ley 9/2014). Este punto no se ha argumentado pero también es necesario.

Con estas medidas se conseguiría que al menos el 99% de los usuarios estuvieran identificados, con lo que sería mucho más fácil identificar a quienes se aprovechan del sistema y de la inoperancia de los controles, que actualmente son a todas luces insuficientes.

 

Opinión del COETTC en los medios:
LA VANGUARDIA (12/12/2017)  
MG MAGAZINE (28/1/2018 apartado “¿Por qué se ha apreciado tanto?”)

 

Jordi Farré
Decano del COETTC
Presidente ACETT

Dejar respuesta